Cathartic Writings

Cathartic Writings

miércoles, 7 de enero de 2015

HUIDA SIGLO XXI

En el siglo de lo trucho, de lo fácil, de lo cómodo e instantáneo, se reconoce un hombre verdadero, en aquel capaz de lidiar con sus verdades, por crudas, duras, penosas o vergonzantes que sean.

El que es capaz de reconocerlas, siendo honesto consigo mismo y con sus próximos, es el que tiene el temple para avanzar a pesar de los miguelitos que la vida se empeña en sembrar por el camino del ser humano, cada día.
Los desengaños que otros nos provocan, no hacen más que convalidar el rechazo que sentimos por nuestros propios defectos y miserias, en fin, por nosotros mismos.

Esos rasgos de nuestro ser que escondemos de nuestra mirada, y nos auto convencemos de que somos los mejores, aunque andemos por la vida irreconciliados con nuestro hombre interior. Ese ser que somos cuando nos quedamos solos. Todo eso nos pasa por huir de la verdad, de la luz que puede iluminarnos para librarnos de nuestros males y guiarnos a la verdadera libertad.


Tanto nos escondemos de ella, que luego tampoco podemos ser francos con los demás, y así andamos por la vida, mintiendo para huir de las mentiras. Llegamos a ser como la ratita en su ruedita, en una carrera sin rumbo y sin fin… O más bien, se termina sólo cuando por fin nos enfrentamos al final de esta etapa de la vida terrena, para pasar a la otra, donde la luz del Dios vivo, ya no nos permitirá ocultarnos más de nuestra propia verdad. Ésa, esa con la cual nunca habíamos querido amigarnos.
R.F.
18-06-2014

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Seguidores

Se produjo un error en este gadget.

Google Web Search Gadget

Analog Clock